Reflexiones técnicas y legales del nuevo Real Decreto de Teletrabajo

Reflexiones técnicas y legales del nuevo Real Decreto de Teletrabajo

Desde BloomverTech ofrecemos nuestra solución de virtualización de puestos de trabajo “Ubiquitous Desktops as a Service” en colaboración con nuestro partner Virtual Cable.

Alojamos tus escritorios en nuestras instalaciones en un entorno de alta disponibilidad, con monitorización 24×7, soporte y seguridad gestionada.

Esta tecnología permite al empleado acceder al puesto de trabajo desde cualquier dispositivo (PC, MAC, Tablet, Thin client, etc), con cualquier navegador compatible HTML5 conectado a internet, de forma segura y permitiendo agrupar los costes asociados por puesto de trabajo en una única cuota competitiva y constante, ahorrando también en hardware puesto que la potencia del equipo desde el que se conecta el trabajador pasa a un segundo plano: conectándote a nuestros “escritorios remotos” el empleado tendrá un escritorio siempre actualizado y optimizado; y acceso a internet con el mejor tiempo de respuesta posible puesto que estamos conectados directamente al punto neutro de interconexion de operadores.

Esta semana se publicaba el Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia, con el fin de elaborar un marco general sobre las condiciones laborales de los trabajadores a distancia, compaginando las necesidades de los trabajadores y de las empresas, aunando flexibilidad y seguridad.

Como aspectos principales recogidos en el Real Decreto, destacan las siguientes previsiones: 

El trabajo a distancia se considerará de carácter regular y estará regulado por esta nueva norma si alcanza al menos el 30% de la jornada o el porcentaje proporcional equivalente en función de la duración del contrato de trabajo, en un periodo de referencia de tres meses, quedando obligada la empresa a facilitar a sus trabajadores los medios, equipos y herramientas que exige el desarrollo del trabajo a distancia, así como al mantenimiento de los mismos.

Se determina que el trabajo a distancia será voluntario y reversible y requerirá que el acuerdo entre ambas partes sea por escrito. En este sentido, los empleados que trabajen en la modalidad de teletrabajo dispondrán de los mismos derechos que el resto de los trabajadores de la empresa que opten por la modalidad presencial, sin que los teletrabajadores puedan sufrir perjuicio alguno en sus condiciones laborales.

Sin duda, se plantea como necesario que las empresas se adapten a esta nueva realidad, adecuándose y poniendo a disposición de sus empleados los mecanismos y medios necesarios para que estos sigan prestando sus servicios en remoto con absoluta normalidad. 

Desde el punto de vista técnico el reto es conseguir que una realidad de puestos de trabajo heterogéneos tengan una experiencia de usuario uniforme, simplificar la administración y resolver los problemas de seguridad que implica la ampliación de la superficie de exposición.

No Comments

Post A Comment